Elias Herckmans

Pablo Magalhães (Universidade Federal do Oeste da Bahia)

Nacimento: 1596, Amsterdam

Defunción: 1644, Recife

Soldado, escritor y administrador

Enlace para BRASILHIS Database: https://brasilhis.usal.es/es/personaje/eliaselijas-herckmansharkmans

Fue un soldado, escritor y administrador holandés que trabajó en el Brasil holandés entre 1635 y 1644. Nació en Amsterdam, en el año 1596, pero se sabe poco sobre sus primeros años. De joven, Herckmans estudió Historia y Latín, antes de iniciar su carrera profesional en Rusia, para la empresa De Vogelaer. Gaspar Barleus, amigo de Elias Herckmans, lo describió en 1647 como “un hombre que, además de muchas virtudes, estaba dotado de un agudo ingenio y entregado al oído de la poesía holandesa. Además, endurecido en los obstáculos de la navegación, marinero experimentado, mostró una lealtad inquebrantable a sus amos y una laboriosidad indefensa” (Barleus, 1974: 76).

Los estudios biográficos sobre Elias Herckmans y su producción intelectual se remontan a finales del siglo XIX. El primero en dedicarle un artículo fue Jacob Adolf Worp, historiador de la literatura holandesa, quien en 1893 publicó una breve trayectoria del citado personaje, centrándose en su producción literaria (Worp, 1893: 162).

Le correspondió a José Hygino Duarte Pereira y Alfredo de Carvalho insertar a Elias Herckmans en la historiografía del Brasil holandés. El segundo lo definió como un poeta-aventurero (Carvalho, 1930: 97). En 1958, Eduardo Tourinho escribe un breve artículo sobre Herckmans, basado en los estudios de Hygino y Alfredo de Carvalho (Tourinho, 1958: 11). Recientemente, en 2012, la actuación de Herckmans en el Brasil holandés fue recuperada por el historiador Britt Dams (Dams, 2010: 19).

Antes de llegar al Brasil holandés, Herckmans se aventuró en el mundo de las letras y fue un poeta de cierto mérito, según sus contemporáneos. Su primer poema impreso data de 1624, el año en que la Compañía de las Indias Occidentales (WIC) conquistó Salvador, titulado Slach van Vlaenderen gheschiedt tusschen den prince van Oranien.

La obra más reconocida de Elias Herckmans, Der zee-vaert lof (Alabanza a los viajes marítimos), se publicaría diez años después, en 1634. La calidad artística se superpone a la literaria. Der zee-vaert lof contiene un espléndido grabado alegórico de Neptuno y sus caballos en el frontispicio y 18 exquisitos grabados que ilustran el texto, uno del célebre pintor y grabador Rembrandt van Rijn (1606-1669) y los otros 17 junto con el frontispicio. hecho por Willem Basse. El grabado es así reconocido por traer uno de los pocos grabados que Rembrand hizo para libros, en uno de los “primeros grabados”, como señaló Hollstein. Las ilustraciones de Willem Basse también merecen elogios, aunque eclipsadas por la única de Rembrandt, que recibió el título de La Fortune Adverse.

Además de los grabados, también es interesante Der zee-vaert lof. Los preliminares contienen poemas breves adicionales y una nota de 6 páginas para el lector por parte del autor, así como versos complementarios de Barlaeus, Marcus Zverius Boxhornius, Jacobus Revius, P. Scriverius, C. Lov y S.V. Swol. El poema principal abarca seis libros o cánticos, en honor a los viajes por mar desde la época bíblica de Noé hasta el año 1632, en orden cronológico, con extensas anotaciones marginales. El primer libro termina con Artajerjes, rey de los medos. El segundo libro cubre las navegaciones en el período clásico, desde Alejandro Magno hasta Julio César, y el tercero desde Augusto hasta Muhammad II. El cuarto libro narra la navegación durante el período de expansión europea, incluidos los viajes de Cristóbal Colón (Herckmans, 1634: 157), Amerigo Vespucci (Herckmans, 1634: 161), Vasco da Gama, Sir Francis Drake y otros exploradores que se aventuraron a Oriente, Occidente y Ártico, llegando al año 1588. El quinto libro relata las acciones de los almirantes holandeses en las Indias Occidentales y Orientales, incluida la conquista de Salvador en 1624. El sexto libro describe la vida cotidiana de los marineros. Le sigue un poema corto de 9 páginas (Herckmans, 1634: 226-235) en honor a los viajes en barco por los ríos holandeses, Rhyn en Mase Schipvaerts Lof, seguido de un poema fechado en 1633, en una página, en honor a Cornelis Jansz de Haen (1580-19 de abril de 1633).

El canto V de Der zee-vaert lof se reimprimió por iniciativa de Isaac Buchoorn en 1641, mientras Herckmans estaba en Brasil, bajo el nuevo título Theatrum victoriæ, a menudo het thooneel der zee-slagen, uyt-beeldende alle de (Teatro de las victorias de Batallas navales). Alfredo de Carvalho llama la atención que en esta edición Buchoorn “le agrego una introducción en prosa y omití unas cien líneas al final”.

El último texto impreso de Herckmans antes de su partida a Brasil fue el Encomium calvitii ofte Lof der kael-koppen, dedicado a Constantijn Huygens (1596-1687).

Herckmans llegó a Recife el 23 de diciembre de 1635, según consta en uno de los dagelijkse notulen (notas diarias) del Consejo Supremo de Recife. Según el documento “Poco después de la tarde, el barco del capitán Cornelis Dirckse De Holandsche Tuijn (The Dutch Garden) llegó aquí desde Amsterdam, llevando al noble Sr. Elias Herckmans, designado por el XIX Consejo como representante político de la Cámara de Amsterdam y en este la capacidad se unió a nosotros ”.

Luego de tres días de descanso, posiblemente reconociendo las particularidades de Recife, Herckmans participó, el 27 de diciembre, en su primera reunión del Consejo Político, tomando asiento en otra celebrada el 3 de enero de 1636. Herckmans pronto fue enviado a su primera misión de campo. Llegó al Brasil holandés en un momento en que la Guerra de Resistencia (1630-1637) librada por el Ejército de Pernambuco, todavía liderado por el inepto D. Luis de Rojas y Borja, estaba en pleno apogeo en las capitanías del norte. La resistencia se había trasladado desde Arraial Velho do Bom Jesus hacia el sur, hacia Porto Calvo, en el actual territorio de Alagoas.

El 7 de enero, Elias Herckmans y Willem Schott se dirigieron hacia el sur, llegando al día siguiente al Cabo de Santo Agostinho, desde donde enviaron una orden para que el Capitán Maulpas estacionara su compañía, con 100 hombres de Paraíba y 150 indígenas, en Ipojuca y Salgados. Schott regresó a Recife, pero Herckmans fue a Barra Grande, en la costa de Alagoas, bajo el mando de Sigsmund von Schoppe. El objetivo de su misión era de carácter administrativo, proporcionando apoyo logístico para el establecimiento de un puesto de avanzada capaz de enfrentarse a las fuerzas luso-españolas que buscaban fortificarse en Porto Calvo. El 15 de enero, según Duarte de Albuquerque Coelho, “nos hospedamos en el mismo pueblo que Porto Calvo” (Coelho, 1981: 280).

La respuesta holandesa fue inmediata. También según las Memorias Diarias de la Guerra de Brasil (1654), el 16 de enero, “el enemigo desembarcó gente de Barra Grande y fue el séquito de Segismundo [von Schoppe]” (Coelho, 1981: 280). Se temía que Cristóvão Arciszewski marchara con 1500 soldados desde su fortificación en Paripueira, a trece leguas de Barra Grande, uniendo fuerzas con el contingente de von Schoppe. En la batalla, que tuvo lugar el día 18, los holandeses no obtuvieron la victoria esperada, pero lograron matar, en medio del combate, al general D. Luiz de Rojas y Borja, al mando de las fuerzas portuguesas españolas. desde entonces hasta el conde de Bagnuoli (Coelho, 1981: 284).

El apoyo militar enviado por el WIC no se despachó a tiempo, partiendo de Recife el día 19. Según las notas diarias, “Esta mañana partieron del puerto los barcos Salamander, Walcheren, Het Wapen van Medemblick, De Faem, Overijssel. Tener Toolen, Goeree para que, de acuerdo con la resolución tomada el día 17 de ese mes, partieran hacia Paripueira ”. El plan era reunirse con las fuerzas de Arciszewski allí y, si él estaba de acuerdo, transportar “el ejército a Barra Grande donde se encuentran los Nobles Señores, el Gobernador [Schoppe] y Herckmans, para que desde el momento en que se unan, puedan hacer un oposición para resistir los ataques enemigos ”. El día 20, los barcos De Haes y De Winthond va Hoorn partieron de Recife hacia Barra Grande transportando material para la construcción de dos hornos, junto con “una carta al Sr. Gobernador y al Sr. Herckmans, en la que presentamos el informe del Sr. . Carpentier, en relación con su instrucción sobre la contratación de Tapuias ”. Desafortunadamente, no conocemos el contenido de este informe, pero ya era demasiado tarde para los holandeses. Porto Calvo estaba bajo el mando de Bagnuoli.

El pequeño fuerte de Barra Grande ya no era seguro y demostró ser incapaz de mantener esa posición. En los primeros días de febrero sufrió dos atentados desde Porto Calvo. El día 12 de ese mes, “llegó desde Barra Grande el lanzón De Duijff (La Paloma), a bordo del cual llegó el Noble Elias Herckmans, informando que el Gobernador ya había decidido que el fuerte de Barra Grande sería demolido”. El bautismo de fuego de Elias Herckmans, después de poco más de un mes en la costa de Alagoas, resultó en un fiasco para la Companhia das Índias. De hecho, la culpa fue la demora del propio WIC en el envío de la ayuda militar necesaria.

De regreso en Recife, Herckmans se encargó de mejorar las fortificaciones de la ciudad. El 7 de marzo, junto con el presidente Wijntjes y el comandante Bayart, inspeccionó el Fuerte de los Afogados, buscando un acuerdo con un contratista que lo reformara. El 20 de marzo fue asignado a interrogar a ocho capitanes de navíos holandeses que sufrieron una derrota naval contra dos galeones y un patacho español en aguas de Bahía, para “averiguar quién había fallado”.

El 12 de mayo, Herckmans presidió el Consejo Político por primera vez. El 6 de octubre de 1636, el Consejo Político envió a Elias Herckmans e Ippo Eissens a hacerse cargo de la administración de Itamaracá. Iban a Igarassu a capturar esclavos rebeldes que pertenecían a la WIC, pero fueron llevados por los sacerdotes al sur de Pernambuco. Salieron de Igarassu hacia Goiana, y el 7 de octubre, saliendo de Goiana, llegaron a Várzea do Capibaribe Elias Herckmans e Ippo Eissens.

Como director de la Compañía de las Indias Occidentales, gobernó la capitanía de Paraíba de 1636 a 1639. Dejó un informe manuscrito sobre su período de gobierno en Paraíba, de gran valor histórico y etnográfico, publicado por primera vez en Utrecht en 1879 (Herckmans , 1879: 318). José Hygino Duarte Pereira lo tradujo bajo el título Descripción general de la Capitanía de Parahyba, publicándolo en la Revista do Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco en 1886, obteniendo nuevas ediciones durante el siglo siguiente (Herckmans, 1886: 239). Fue este texto el que consolidó la importancia de Elias Herckmans entre los académicos brasileños, en diversos campos de las Ciencias Humanas. Para los arqueólogos, por ejemplo, Herckmans es importante por traer el segundo registro conocido de la Pedra de Ingá, la “itacoatiara” ubicada en el territorio bajo su jurisdicción.

Durante el período en el que gobernó desde Fredrikstad, capital de Paraíba, Herckmans residió en el convento franciscano. Trabajó en el ámbito civil y militar. Fue el responsable de instruir a los escabinos holandeses y portugueses sobre el derecho civil y penal vigente en los Países Bajos (Mello, 1985: 51).

Elias Herckmans fue el único miembro del Consejo Político que adquirió un partido de la caña de azúcar y continuó ejerciendo su rol en la Compañía, convirtiéndose en agricultor en el Engenho Tiberi-Santiago de Jorge Homem Pinto.

En 1640, formó parte de la expedición militar comandada por el almirante Lichthart al Recôncavo Baiano. Esta expedición fue enviada “en represalia por los incendios provocados en los campos de caña de azúcar y ingenios de Pernambuco por los activistas que fueron enviados por el Conde de Torre” (Mello, 1985: 55). Más adelante se analizarán los detalles de esta operación militar en la Bahía de Todos los Santos, de la que el propio Herckmans es cronista.

Elias Herckmans, después de regresar de Bahía en la segunda mitad de 1640, según José Antonio Gonsalves de Mello, no estaba satisfecho con la falta de reconocimiento que demostraron sus superiores en la Companhia das Índias por los cinco años de sus servicios en el Brasil holandés. Esperaba, por ello, obtener un puesto en el Alto y Supremo Consejo, ya que ese mismo año nuevos consejeros secretos asumirían funciones en la institución. Adrian van Bullestrate y Dirck Codde van der Burgh, sin embargo, asumieron posiciones en el Alto y Supremo Consejo, frustrando los planes de Herckmans.

Ese mismo año, Herckmans fue designado para la dirección de la región que se encontraba entre Igarassu y Goiana, a pesar de las denuncias, inmediatamente asumió el cargo. “Sería oportuno recordar que tanto Herckmans como los demás consejeros eran funcionarios subordinados del gobernador Nassau y del Alto y Santo Consejo y, según las Instrucciones de 1636, debían obedecer sus órdenes y ejercer las funciones designadas por ambos”. (Marques, 2018: 84).

En 1642, Elias Herckmans fue elegido para participar en la expedición militar a Chile, donde sería responsable de su gobierno, siendo vicealmirante de la flota y capitán del barco Vlissingen. Se determinó que la expedición holandesa acudiría a la capitanía española para localizar minas de oro, establecer una colonia en Valdivia, explorar la isla de Santa María y hacer alianza con los indígenas.

Bajo el mando del Director de la Cámara de Amsterdam, Hendrik Brouwer, cinco barcos, con 360 soldados armados en tres compañías, zarparon de Recife el 15 de enero de 1643, llegando al puerto de la Isla de Chiloé, en la costa sur de Chile, en el día 1 de mayo de ese año (Barleus, 1974: 286). Allí, los holandeses capturaron una de las fortalezas, que, tras la batalla, contó a sesenta supervivientes españoles encarcelados, ejecutados sumariamente por orden de Brouwer. Luego, los holandeses ocuparon el pueblo de Castro, ya abandonado por sus habitantes.

En Castro, Brouwer enfermó y dos meses después murió. Según Barleus, “por prescripción secreta de la Compañía, entonces patentada, Elias Herckmans, hombre prudente y serio, administrador diligente de la Compañía Occidental, miembro del Consejo de Justicia, gobernador de Paraíba y famoso por más de un expedición ”(Barleus, 1974: 289). Bajo el mando de Herckmans, la expedición militar holandesa a Chile comenzó a fracasar.

Barleus personaliza el fracaso holandés atribuyéndolo a Herckmans, “dotado de sentimientos más suaves y moderados que Brouwer, hiriendo una ferocidad precipitada contra el enemigo (…) se hizo cargo con riendas más flojas” (Barleus, 1974: 289). Ciertamente, Herckmans, aunque tuvo éxito en el acercamiento inicial a los indios mapuche de Valdivia, demostró ser incapaz de dejarles ver la verdadera intención de los holandeses en su búsqueda de metales preciosos.Trató de iniciar un motín (Barleus, 1974: 291).

Los barcos de la expedición holandesa a Chile regresaron, llegando al Puerto de Recife el 28 de diciembre de 1643. Barleus dio una importancia significativa a la expedición holandesa a Chile, manteniendo la habitual parcialidad con respecto a Mauricio de Nassau (Barleus, 1974: 293). Sobre el regreso de la flota, dice que Herckmans “le dio al Conde el motivo de su regreso, la escasez de suministros, la larga y dudosa anticipación de la próxima cosecha, las vanas promesas de los chilenos de ofrecer víveres, el murmullo de los soldados sobre la ración diaria de alimentos, sus amenazas y deserciones ”. Además, Herckmans también señaló como uno de los motivos de su regreso “la caballería e infantería de los españoles, que marcharon contra él, y a los que no igualaba con pocos soldados” (Barleus, 1974: 293). Bruno Miranda señala acertadamente que Barleus “omitió que con la falta de comida hubiera sido imposible para Herckmans o cualquier otro comandante, por más disciplinado que fuera, evitar tales reacciones” (Miranda, 2014: 367).

Aún con respecto a las razones dadas por Herckmans para justificar el regreso inesperado de la flota, Barleus señaló que “no todos recibieron estas razones con el mismo espíritu” (Barleus, 1974: 293). Finalmente, “mientras las opiniones divergían, Herckmans enfermó, interrumpió los juicios de los demás con la muerte y puso fin al curso de la vida y el destino” (Barleus, 1974: 293). Elias Herckmans murió en Recife, el 8 de enero de 1644, unos diez días después de regresar al Brasil holandés.

Sin embargo, es posible que el principal legado intelectual de Elias Herckmans resida en el campo lingüístico. Es el encargado de recopilar el vocabulario mapuche de los indígenas chilenos durante la expedición a Chile, que Barleus imprimió en la Rerum per Octennium de Brasilia en 1647 y Johanes de Laet lo insertó en el apéndice de la obra de Willem Piso y Georg Makgraf en 1648. (Barleus, 1974: 293). La atribución de autoría fue confirmada por Rodolfo R. Schuller (1873-1932) en la edición de 1907 de El vocabulario araucano de 1642-1643. Le tocó a Schuller reeditar y anotar el “muy conocido glosario mapuche, atribuido al jeneral holandés don Elias Herckmans, quien, según se acepta, es el autor del segundo documento impreso sobre la lengua de los indígenas chilenos del cual el conocimiento es positivo (…) ”, siendo el primero el Arte y Grammatica general de la lengua que recorre el Reyno de Chile (1606), del Padre Luis de Valdivia, impreso en Lima.

Es posible que Barleus haya recibido los papeles que dejó Elias Herckmans, después de su muerte, a través de Maurício de Nassau. Esto incluye una carta de Herckmans dirigida al propio Nassau y al Consejo Supremo, también publicada por Barleus, y otra a su amigo Constantijn Huygens (Barleus 1974: 294). Es posible que el vocabulario se haya entregado junto con los documentos oficiales. Es cierto que el Vocabulario supuestamente recopilado por Herckmans e impreso originalmente por Barleus en 1647 y Laet en 1648, sería reimpreso por otros autores del siglo XVII, como Olivier Dapper (1671).

Bibliografia:

BARLEUS, C. (1974). História dos feitos recentemente praticados durante oito anos. Belo Horizonte: Editora Itatiais; São Paulo: Editora da Universidade de São Paulo.

CARVALHO, A. (1930). Aventuras e Aventureiros no Brasil. Rio de Janeiro.

COELHO, Duarte de Albuquerque (1981). Memórias Diarias da Guerra no Brasil. Recife: Fundarpe.

DAMS, B. (2010). “Elias Herckmans. A Poet at the Borders of Dutch Brazil”. In: HUIGEN, Siegfried; JONG, Jan L. De; KOLFIN, Elmer (eds.) The Dutch Trading Companies As Knowledge Networks. Leiden / Boston: Brill, 2010, pp.  19-38.

MARQUES, Filomena Gonçalves da Silva. O Conselho Político: a sua participação na estratura administrativa, econômica e judicial do Brasil Holadês (1630-1644). Dissertação PPGH / UFPE. Recife, 2018.

HERCKMANS, E. (1634). Der Zee-vaert lof, handelende van de gedenck-waerdigste zee-vaerden met de daeraenklevende op en onder-ganghen der voornaemste heerschappijen der gantscher wereld: zedert haere beginselen tot op den dagh van huyden. In VI boecken beschreven. Amsterdam (sic): Jacob Pietersz Wachter (colophon:  by Jan Fredericksz Stam in de Hope).

HERCKMANS, E. (1879). “Generale beschrijvinge van de Capitanie Paraiba”. In: Bijdragen en Mededeelingen van het Historisch Genootschap, Gevestigd te Utrecht, v. 2, Utrecht, 1879, p. 318-336.

HERCKMANS, E. (1886). “Descripção geral da Capitania da Parahyba” (1639). In: Revista do Instituto Archeologico e Geographico Pernambucano,  tomo V, n. 31, p. 239-288. Recife: Typographia Industrial, 1886.

HERCKMANS, E. (1624). Slach van Vlaenderen gheschiedt tusschen den prince van Oranien ende den doorluchtighen eerts-hertogh Albertus. Op den regel Eendracht maeckt macht. https://archive.org/details/ned-kbn-all-00005449-001/page/n9

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 23 de dezembro de 1635.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 27 de dezembro de 1635.

 IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 03 de janeiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 17 de janeiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 19 de janeiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 20 de janeiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 04 de fevereiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 12 de fevereiro de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 7 de março de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 20 de março de 1636.

IAHGP, Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico de Pernambuco, Coleção Dagelijkse Notulen (DN), 12 de maio de 1636.

MELLO, José Antonio Gonçalves de. (1985). Fontes para a História do Brasil holandês, tomo II. Recife.

MIRANDA, B. (2014). Gente de Guerra: origem, cotidiano, resistência dos Soldados do exército da Companhia das Índias Ocidentais no Brasil (1630-1654). Recife: Editora UFPE.

TOURINHO, E. (1958). BNRJ, Biblioteca Nacional do Rio de Janeiro, Hemeroteca da Biblioteca Nacional do Rio de Janeiro, fl. 11, 3 de agosto de 1958, Correio da Manhã. A desgraçada Aventura de Elias Herckmans.

WORP, J. A. (1893). Elias Herckmans. Oud Holland. Nieuwe bijdragen voor de geschiedenis der Nederlandsche kunst, letterkunde, nijverheid, 11, 162-178. https://doi.org/10.1163/187501793X00342

Sigue leyendo

AnteriorSiguiente