Cristóbal Arciszewski

Krzysztof Arciszewski. Grabado en papel, Peter Aubry II, 182 x 142 mm. In
Matthäus Merian, Theatrum Europaeum, Frankfurt am Main, 1644.

Nacimiento: Rogalin, 1592.

Fallecimento: Gdansk, 1656.

Descripción: Militar de origen polaco. Viajó a Brasil como capitán al servicio de la Compañía de las Indias Occidentales en 1630. Participó directamente en la expansión del territorio, interviniendo en la conquista de Paraíba en 1634 y en el Arraial do Bom Jesus, cerca de Recife, en 1635. También luchó contra las fuerzas luso-castellanas en Alagoas entre 1636 y 1637. Regresó a los Países Bajos en 1637. Dejó una rica memoria en la que esbozaba su visión y su proyecto político para Brasil. Regresó a Brasil en 1639 al mando de 1.200 hombres, pero fue expulsado tras desavenencias con el gobernador holandés de Brasil, Johan Maurits van Nassau-Siegen.

Link en BRASILHIS Database: https://brasilhis.usal.es/es/personaje/krzysztof-arciszewski-artichofsky

Cristóbal Arciszewski nació en Rogalin, Reino de Polonia, en 1592. Hijo de Elias Arciszewski y Helen Zbożna, Arciszewski tenía dos hermanos, Elias y Bugosław. Formaba parte de una familia de origen noble, aunque limitada económicamente (Fischlowitz, 1959: 35). 
Al principio de su juventud, Arciszewski residió en la corte del príncipe lituano-polaco Krzysztof Radziwiłł (1585-1640), en la ciudad de Birze, Lituania. Al servicio del príncipe Radziwiłł, Arciszewski llevó a cabo actividades militares y diplomáticas en Polonia y Lituania. También participó en conflictos como la Segunda Guerra Polaco-Sueca (1621-1625). También participó en conquistas militares en la costa del Báltico, la defensa de Riga y el asedio de Mitawa (Fischlowitz, 1959: 35; Kotljanchuk, 2006: 80-86). Arciszewski destacó en los asedios en los que participó y demostró ser un experto en el arte de la fortificación (Fischlowitz, 1959: 35-36; Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 8).


En 1624, su destino iba a cambiar radicalmente. Una disputa con un abogado, administrador de los bienes de la familia Arciszewski, llamado Kacper Jeruzel Brzeznicki, acabó en asesinato. Al parecer, Brzeznicki transfirió ilegalmente bienes familiares. Incapaz de recuperarlos por medios legales, el joven Arciszewski, actuando junto con sus dos hermanos, tendió una emboscada y asesinó brutalmente a Brzeznicki. El acto de Arciszewski y sus hermanos provocó su destierro de Polonia (Fischlowitz, 1959: 37-39; Warnsinck, 1937: 2; Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 9).


Expulsado de Polonia, Arciszewski se trasladó con su hermano Elias a la República de las Provincias Unidas a principios de 1624. Entonces se convirtió en corresponsal de Radziwiłł en La Haya (Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 9; Warnsinck, 1937: 2). En agosto de 1624, Arciszewski se unió al ejército de la República y colaboró en la defensa de la ciudad de Breda, bajo el mando del entonces gobernador general Maurits van Nassau. A pesar de la derrota holandesa a manos de los españoles, que conquistaron la ciudad, la guerra sirvió de aprendizaje, como muestran los registros hechos por Arciszewski sobre el sistema defensivo de la ciudad y las acciones de los sitiadores españoles (Fischlowitz, 1959: 40-41; Warnsinck, 1937: 3; Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 10). 


A principios de 1626, Arciszewski, en una misión a Francia ordenada por Radziwiłł, se vio envuelto en tramas políticas relacionadas con la sucesión al trono polaco. Cuando se descubrió el ardid, se dictó en Polonia una orden de arresto contra Arciszewski, que se vio aislado (Fischlowitz, 1959: 41; Kotljanchuk, 2006: 80; Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 10-11). Tras unos años en Francia, regresó a los Países Bajos. Pronto volvió a participar en las batallas de la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648). Participó en el asedio de ‘s-Hertogenbosch en abril de 1629, bajo el mando del nuevo estatúder Frederik Hendrik, príncipe de Orange (Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 12).
Durante este periodo, Arciszewski fue invitado a servir en la Compañía de las Indias Occidentales. El polaco no mostró mucho interés por la oferta de trabajo. Fue el riesgo de ser encarcelado en Europa lo que le empujó a aceptar el puesto de capitán en el ejército de la Compañía, que preparaba una expedición para invadir la Capitanía de Pernambuco en Brasil (Warnsinck, 1937: 3; Zachorowska, Kukucska, Tenerowicz, 2001: 12). Arciszewski se embarcó con destino a Brasil el 16 de noviembre de 1629, llegando a la costa de Pernambuco a principios de 1630. Arciszewski abría un nuevo capítulo en su vida, esta vez como comandante de tropas de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales (Miranda, Xavier, 2022: 23).


Arciszewski estuvo tres veces en Brasil entre 1630 y 1639. Se sabe muy poco de su primera estancia en Brasil, entre 1630 y 1633. En una carta escrita al jurista holandés Hugo Grotius en abril de 1632, Arciszewski expresaba su descontento con su vida en Brasil. Se sentía inútil y quería abandonar la colonia al final de su contrato (Miranda, Xavier, 2022: 25). 
Sin embargo, la percepción de Arciszewski y de su trabajo era diferente en otros testimonios. Su comandante, Diederick van Waerdenburgh, no sólo lo ascendió a comandante, sino que también dijo a los directores de la Compañía que el polaco era “una persona muy honesta y valiente”. La reputación de Arciszewski no era distinta entre los soldados. Un soldado llamado Cuthbert Pudsey lo describió como la “columna maestra” de la Compañía en Brasil. También dijo que el polaco era “cuidadoso” y “apto para el servicio en el ejército”. De la narración de Pudsey se desprenden otros adjetivos, como severo y justo. Por último, concluyó que “su palabra [la de Arciszewski] era ley para nosotros [los soldados]” (Miranda, Xavier, 2022: 27-28; Pudsey, 2000: 73).


La opinión de Arciszewski sobre sus primeros años en Brasil es comprensible. Tras tomar Olinda y Recife, las fuerzas de la Compañía de las Indias Occidentales avanzaron poco hacia el interior, dada la acción de los defensores luso-españoles. Inseguros y atrincherados en sus posiciones fortificadas, los soldados de la Compañía sufrían hambre y la violencia de continuas emboscadas en las cercanías de sus posiciones (Fischlowitz, 1959: 52-53; Kraushar, 1893: 244-246).


La situación empezó a cambiar entre 1632 y 1633. La Compañía envió dos directores a Brasil, Mathias van Ceulen y Johan Ghijselin, para gestionar la administración y la guerra en la colonia. El gobernador y comandante general de las tropas, Waerdenburgh, vio disminuido su poder. Su relación con la Compañía era de constante conflicto, ya que Waerdenburgh no aceptaba presiones para avanzar en el territorio con los medios materiales de que disponía. Además, había presentado su dimisión, que sólo fue aceptada por la Compañía con la llegada de los directores Ceulen y Ghijselin (Miranda, 2014: 137-138, 155-159). Arciszewski, cuyo contrato había expirado, acompañó a Waerdenburgh en su regreso a Europa (Miranda, Xavier, 2022: 28).


Arciszewski firmó un nuevo contrato con la Compañía, regresando a Brasil con el grado de coronel en 1634. Los avances holandeses en la colonia, aunque lentos, ya eran visibles. Abandonaron su postura defensiva y comenzaron a presionar a los defensores con ataques navales lejos de Recife. La Compañía llevó la inseguridad a regiones hasta entonces no tocadas por la guerra. La resistencia también mostró signos de desgaste, mostrándose incapaz de ayudar a los colonos en zonas alejadas de las bases principales en Arraial do Bom Jesus y Cabo de Santo Agostinho (De Laet, 1925: 30-31; Mello, 2010: 107-124; Warnsinck, 1937: 7-8).


Entre 1633 y 1634, las tropas de la Compañía consiguieron conquistar importantes posiciones en las capitanías de Rio Grande y Paraíba, facilitando las operaciones en Pernambuco. Arciszewski participó activamente en parte de estas operaciones y su primera gran conquista tras regresar a Brasil fue en la capitanía de Paraíba, en diciembre de 1634. La expedición estaba dirigida por Segismundo von Schoppe y Arciszewski. Acompañaban a las tropas los consejeros políticos Servaes Carpentier y Jacob Stachouwer. Las fuerzas navales flanqueaban a las tropas en tierra y estaban bajo el mando del almirante Jan Cornelisz. Lichthart. Tras tomar importantes posiciones de la resistencia local, los hombres de la Compañía marcharon libres hasta la localidad de Filipéia de Nossa Senhora das Neves. Los colonos cedieron y negociaron la capitulación (De Laet, 1925: 33-61, 91-93; Fischlowitz, 1959: 59; Mello, 2010: 126-128; Warnsinck, 1937: 9-10).


Los siguientes objetivos de la Compañía fueron el Arraial do Bom Jesus, construido al principio de la invasión con la intención de detener el avance holandés hacia las zonas productoras, y el Cabo de Santo Agostinho, donde se encontraba el principal puerto de las fuerzas de resistencia. Los defensores de Arraial resistieron numerosos intentos de asalto durante varios años. Fue necesario que la Compañía bloqueara varias de las rutas de abastecimiento de Arraial para iniciar el asedio. A principios de 1635, con Paraíba ya conquistada y las zonas de Goiana bajo vigilancia, así como las comunicaciones con el Cabo cortadas por el sur, Arciszewski comandó las tropas que consiguieron rendir el Arraial tras casi tres meses de asedio (De Laet, 1925: 94-103; Fischlowitz, 1959: 60; Mello, 2010: 125-136; Wätjen, 2004: 129).


Derrotadas desde Río Grande hasta El Cabo, que había caído poco después de Arraial, las restantes fuerzas de resistencia, dirigidas por Matías de Albuquerque desde 1630 se retiraron al sur de Pernambuco, que se convirtió en el nuevo foco de resistencia a los holandeses. Se enviaron tropas desde el sur para librar una guerra de guerrillas más al norte, atacando continuamente las zonas entonces bajo la administración de la Compañía. La resistencia llegó a rendir una tropa holandesa en Porto Calvo, una de las posiciones más meridionales de la Compañía en Pernambuco. A finales de 1635, un veterano comandante de la Guerra de los Ochenta Años, Don Luís de Rojas y Borja, sustituyó a Matias de Albuquerque (Coelho, 2003: 232-241; De Laet, 1925: 103-115; Mello, 2010: 136-141).


Rojas y Borja continuó su contraofensiva sin demora, tratando de atraer a los holandeses que estaban en el sur de Pernambuco a una batalla decisiva. Se encontraría con las fuerzas comandadas por Arciszewski en enero de 1636. Tras un intenso enfrentamiento, las fuerzas de Rojas y Borja fueron derrotadas en Mata Redonda. Rojas y Borja murió durante el combate y el mando general de las tropas luso-españolas en Brasil pasó al napolitano Giovanni Vicenzo de San Felice, conde de Bagnuoli. El conde de Bagnuoli era un veterano de las guerras locales. Llegó a Brasil con la armada de Antonio de Oquendo y Zandategui en 1631. Bagnuoli mantuvo Porto Calvo como principal posición defensiva de las fuerzas de resistencia, concentrando allí hombres y suministros (Boxer, 2004: 87-89; De Laet, 1925: 142-148; Wätjen, 2004: 131-133).


Incapaces de dominar el sur de Pernambuco, los holandeses sufrieron pronto sucesivos ataques. Se gastaron muchos recursos y hombres de la Compañía en los enfrentamientos que tuvieron lugar en zonas de Cabo de Santo Agostinho, Muribeca, las llanuras aluviales de los ríos Capibaribe y Beberibe, São Lourenço, Goiana, Itamaracá e incluso Paraíba. La zona desprotegida alcanzada por los guerrilleros era vasta. Textos holandeses, portugueses y españoles mencionan los nombres de resistentes como Francisco Rabelo, Henrique Dias y Antônio Filipe Camarão. Las escaramuzas se sucedieron durante meses, agotando las fuerzas de la Compañía y llevando la destrucción al interior de Brasil (De Laet, 1925: 153-176; Mello, 2010: 152-157). Para la administración de la Compañía y sus comandantes sobre el terreno, mientras las fuerzas luso-españolas operasen en el sur de Pernambuco y enviasen guerrillas a las zonas del norte, no había forma de estabilizar y proteger la colonia. La Compañía en Holanda movilizó un nuevo refuerzo de tropas y nombró un gobernador general para Brasil. Se trataba del veterano de la Guerra de los Ochenta Años, con amplias conexiones en la corte de la República de las Provincias Unidas, Johan Maurits van Nassau-Siegen. La gente comandada por Nassau llegó a Brasil a principios de 1637 y, poco después de embarcar, el nuevo gobernador, con el apoyo de los experimentados comandantes de guerra locales Schoppe y Arciszewski, marchó a Porto Calvo. Nassau pretendía entablar una batalla decisiva contra Bagnuoli y resolver la problemática situación de la debilitada colonia (Boxer, 2004: 88-89; Brasilhis, 2022; Teensma, 2018: 279-297; Wätjen, 2004: 145-146).


Bagnuoli abandonó Porto Calvo tras los primeros enfrentamientos y evitó el asedio que se cerró posteriormente. Sin embargo, dejó parte de sus tropas bajo el mando del teniente general de artillería Miguel Gilberton, un veterano español de la Guerra de los Ochenta Años. Con sus tropas, Gilberton contuvo el asedio durante varios días, pero finalmente aceptó parlamentar con las fuerzas de la Compañía y firmó los términos de la rendición. Las fuerzas de Nassau también salieron en persecución de Bagnuoli, que se había retirado a Penedo y desde allí había cruzado el río São Francisco con el ejército que le quedaba. Continuó hasta Salvador. La Compañía amplió así su área de influencia hasta el río São Francisco (Mello, 2006: 58-59; Teensma, 2018: 279-301).


Poco después del final de la campaña en Porto Calvo, Arciszewski abandonó Brasil por segunda vez. No se conocen bien los motivos de su partida. Parece que el polaco esperaba ser nombrado gobernador general de la colonia en 1636. Era una expectativa generada por haber sido propuesto para el cargo por la Compañía en los Países Bajos (Mello, 2006: 50). En una carta escrita por él se afirma que Arciszewski recibió una oferta de Władysław IV Waza, rey de Polonia, para ocupar altos cargos en la marina o el ejército del Reino de Polonia. En otro texto de Arciszewski, dice que había sido convocado por Władysław IV Waza y, por lo tanto, no teniendo más obligaciones en Brasil, se despidió de Nassau y de las tropas y abandonó la colonia (Miranda, Xavier, 2022: 39).


Al llegar a los Países Bajos, Arciszewski fue recibido con honores. Pero no regresó a Polonia y declinó la invitación de Władysław IV Waza. Permaneció en Ámsterdam hasta 1639, cuando recibió otra invitación para servir en Brasil. El polaco había sido nombrado “general de artillería, por encima de todos los demás coroneles”, segundo después de Nassau en la jerarquía militar de la colonia (Miranda, Xavier, 2022: 4042).


Llegó a Brasil con un contingente de tropas reforzadas. Pero llegó en un momento delicado para Nassau, que acababa de ser derrotado en Salvador y no consiguió tomar la ciudad después de sitiarla. Se gastaron recursos humanos y materiales, lo que acabó tensando la relación del gobernador con la dirección de la Compañía. La situación entre las partes era tan tensa que la Compañía se planteó buscar a alguien que sustituyera a Nassau en el gobierno de Brasil. Para hacer aún más problemática la llegada de Arciszewski a Brasil, ya se le había propuesto como gobernador de la colonia y, al no recibir el cargo, habría regresado a Europa (Mello, 2006: 50, 78-84; Fischlowitz, 1959: 94-95). El regreso de Arciszewski a Brasil y su comportamiento acabaron provocando una crisis político-militar en la colonia. Arciszewski había sido enviado a Brasil con amplios poderes sobre un regimiento de tropas de infantería que se esperaba desde hacía tiempo en Brasil y con la misión velada de informar a los directores de la Compañía sobre todos los problemas de la administración de Nassau, que entendió la presencia del polaco como una afrenta a sus poderes (Fischlowitz, 1959: 95-106; Mello, 2006: 84-86).


Estalló un conflicto entre ellos cuando Nassau disolvió el regimiento bajo el mando de Arciszewski y redistribuyó las tropas. Nassau justificó la acción por el mal estado de sus guarniciones tras la campaña de Salvador, además de hacer hincapié en su prerrogativa como capitán general de las tropas de la Compañía en Brasil. Irritado, Arciszewski reaccionó y escribió un texto criticando el episodio y la administración en Brasil. Pretendía enviarlo a los directores de la Compañía en los Países Bajos, pero antes presentó el borrador a Nassau y a los miembros del Consejo Superior y Secreto. Las críticas de Arciszewski causaron gran consternación entre los presentes en la tensa reunión. Tras discusiones e intentos de apaciguar a las partes, el polaco acabó perdiendo su puesto. Fue arrestado en sus aposentos y enviado a Holanda, finalizando así abruptamente su carrera en Brasil (Miranda, Xavier, 2022: 43-44).


A su regreso a los Países Bajos, Arciszewski inició un viaje para defender su honor, aunque los resultados fueran menos satisfactorios de lo que esperaba. No abandonó los Países Bajos hasta 1646. Regresó a Polonia para servir como general de artillería en las tropas de Władysław IV Waza. Arciszewski participó en campañas militares hasta 1649. Abandonó el ejército en 1650. Se sabe que viajó por Suecia y luego vivió en Gdańsk hasta su muerte en 1656 (Miranda, Xavier, 2022: 45-48). 


BIBLIOGRAFÍA

  • Coelho, D. de A. (2003). Memórias diárias da guerra do Brasil pelo decurso de nove anos, começando em 1630. São Paulo: Beca.
  • De Laet, J. (1925). História ou Annaes dos feitos da Companhia Privilegiada das Índias Occidentaes [Trad. José Hygino Duarte Pereira]. In Anais da Biblioteca Nacional, volumes XLI-XLII.
  • Pudsey, C. (2000). Journal of a Residence in Brazil [Trad. D. M. Teixeira, N. Papavero; Ed. C. Ferrão, J. P. M. Soares]. Petrópolis: Editora Index.

Libros:

  • Boxer, C. R. (2004). Os holandeses no Brasil (1624-1654). Recife: Companhia Editora de Pernambuco.
  • Fischlowitz, E. (1959). Cristóforo Arciszewski. Rio de Janeiro: Ministério da Educação e Cultura.    
  • Kraushar, A. (1893) Dzieje Krzysztofa z Arciszewa Arciszewskiego, admirała i wodza Holendrów w Brazylii. 2 vol. St. Petersburg: Ksieg. Br. Rymowicz.
  • Kukuczka, Jacek; Tenerowicz, Eleonora; Hordynski, Piotr. (Org.) (2001). Przyjmij laur zwycieski Krzysztof Arciszewski w sluzbie Holenderskiej kompanii Zachodnio-Indyjskiej / Accept the Victorious Laurel Christopher Arciszewski in the service of the Dutch West-Indian Company. Kraków: Muzeum Etnograficszne im. S. Udzieli w Krakowie.
  • Mello, E. C. de. (2006).  Nassau: governador do Brasil holandês. São Paulo: Companhia das Letras.
  • Mello, E. C. de. (2010). O Brasil holandês. São Paulo: Companhia das Letras.
  • Miranda, B. R. F. (2014). Gente de guerra: origem, cotidiano e resistência dos soldados do exército da Companhia das Índias Ocidentais no Brasil (1630-1654). Recife: Editora da Universidade Federal de Pernambuco.               
  • Miranda, B. R. F; Xavier, L. F. W. (Org.) (2022). As memórias de Krzysztof Arciszewski. Um polonês a serviço da Companhia das Índias Ocidentais. Recife: Companhia Editora de Pernambuco.
  • Warnsink, J. C. M. (1937). Christoffel Artichewsky. Poolsch krijgsoverste in dienst van de West-Indische Compagnie in Brazilië, 1630-1639. ‘s-Gravenhage: Martinus Nijhoff.
  • Wätjen, H. (2004). O Domínio Colonial Holandês no Brasil. Um capítulo da história colonial do século XVII. Recife: Companhia Editora de Pernambuco.

Artículos:

  • Teensma, B. N. (2018). A missiva de Joris Adriaensen Calf relatando a campanha do cerco e conquista de Porto Calvo em 1637. Revista do Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico Pernambucano, 71, 277-286.
  • Teensma, B. N. (2018). As cartas do Conde Maurício de Nassau comunicando a vitória no cerco e conquista de Porto Calvo em 1637. Revista do Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico Pernambucano, 71, 287-301.

Tesis Doctorales:

  • Kotljarchuk, A. (2006). In the shadows of Poland and Russia: the Grand Duchy of Lithuania and Sweden in the European crisis of the mid-17th century. (Tese de Doutorado). Universidade Södertörn, Estocolmo.
  • Páginas de la web: BRASILHIS Dictionary. (2022). Dicionário biográfico e temático do Brasil na Monarquía Hispânica (1580-1640) (15 de março de 2023)

Autor:

Bruno Miranda

Cómo citar esta entrada:

Bruno Miranda (Universidade Federal Rural de Pernambuco). “Cristóbal Arciszewski“. En: BRASILHIS Dictionary: Diccionario Biográfico y Temático de Brasil en la Monarquía Hispánica (1580-1640). Disponible en: https://brasilhisdictionary.usal.es/cristovao-arciszewski-1/. Fecha de acceso: 25/02/2024.

Sigue leyendo

AnteriorSiguiente