Duarte de Albuquerque Coelho

Nacimiento: 22 de diciembre de 1591, Lisboa

Fallecimiento: 24 de septiembre de 1658, Madrid

Cuarto capitán donatario de la capitanía de Pernambuco, conde de Pernambuco, marqués de Basto, caballero de la cámara de Felipe IV, autor de la obra “Memorias Diarias de la Guerra de Brasil” (1654). 

Enlace para BRASILHIS DATABASE: https://brasilhis.usal.es/es/personaje/duarte-de-albuquerque-coelho

Figura importante en la historia de la capitanía de Pernambuco, el capitán donatario Duarte de Albuquerque Coelho vivió en la corte de Felipe IV en Madrid y participó en grandes acontecimientos en Brasil, como la recuperación de Bahía (1624) y la lucha contra los holandeses en su capitanía (1630-1639). Era hijo del tercer capitán donatario de Pernambuco, Jorge de Albuquerque Coelho y de Anna da Silva, que también tuvo a Brites de Albuquerque y a Matias de Albuquerque Coelho.

Tras la muerte de su padre, Duarte de Albuquerque Coelho y su hermano quedaron bajo la tutela de Matías de Albuquerque, y su esposa, Felipa Vilhena [1]. El 9 de octubre de 1603, el rey Felipe III nombró a Alexandre de Moura como teniente capitán de la capitanía de Pernambuco[2], durante la minoría de edad del joven futuro donatario que heredó la capitanía el 2 de julio de 1603[3].

A partir de 1606, con la muerte de Matias de Albuquerque y la entrada de su esposa, Felipa Vilhena, en la vida religiosa, hubo una disputa familiar por la tutela del joven Duarte y Matias de Albuquerque. Los herederos de Jorge de Albuquerque tenían una fortuna que debía ser administrada por un tutor hasta la mayoría de edad del primogénito, Duarte de Albuquerque Coelho. Esta disputa llegó al Consejo
de Portugal (Dutra, 1973: 284). 

La responsabilidad de la educación de los jóvenes fue entregada a Lourenço de Sousa, Mayor retirado y cuñado de Matias de Albuquerque, y los bienes a otro noble especialmente indicado para ello y con órdenes estrictas de presentar cada año un balance de la fortuna y depositar los créditos y débitos deducidos en la caja fuerte de los huérfanos (Dutra, 1973 A: 285). Esta decisión fue impugnada por el tío de los jóvenes, Luís Coutinho (hermano de su madre) y pariente más cercano de los jóvenes en ese momento (Vieira, 2020: 154), ya que creía que se le debía dar la custodia y para ello contaba con el apoyo del virrey de Portugal, Cristóvão de Moura, marqués de Castelo Rodrigo (Dutra, 1973 A: 285). Aún con el apoyo del virrey y del Desembargo do Paço, el Consejo de Portugal decidió dejar la custodia de los jóvenes a Lourenço de Sousa y la de los bienes a cargo del noble caballero Francisco de Gouveia (Dutra, 1973 A: 286).

Antes de su traslado definitivo a la corte de Madrid, Duarte de Albuquerque Coelho y el mundo literario se acercaron mediante el pago de dedicatorias especiales. En 1612, el nombre del donatario aparece en la “Segunda Parte de las Comedias de Lope de Vega Carpio”[4]. Era un autor muy conocido en aquella época y escribió la siguiente dedicatoria en la portada: “Dirigidas a Duarte de Albuquerque Coelho, Capitão e Governador de Pernambuco, na nova Lusitania.” Esta comedia fue editada en Lisboa por Pedro Crasbeeck.

Duarte de Albuquerque Coelho se casó con Joana de Castro, hija de Diogo de Castro, Conde de Basto y Presidente de la Junta Gobernante Real de Portugal. De este matrimonio nacieron Jorge de Albuquerque Coelho e Castro y Maria Margarida de Castro e Albuquerque. El hijo murió en combate en Cataluña al servicio de Felipe IV en la batalla de Lérida en 1646 (Cunha, 2015: 150). Su hermana se casó con Miguel de Portugal, séptimo conde de Vimioso y perteneciente a una rama colateral de los Braganza. Maria Margarida de Castro e Albuquerque fue la quinta y última donataria de la capitanía de Pernambuco. Sus hijas fueron también: Doña Ana, Doña Catalina, Doña Felipa, religiosas profesas en el Convento del Santísimo Sacramento de Lisboa

La actuación de Duarte de Albuquerque Coelho como capitán donatario estuvo marcada por los conflictos de jurisdicción en las diferentes esferas de administración de la capitanía. La posición de un donatario que residía en la corte de Madrid era ciertamente diferente a la de aquellos que vivían en las lejanas tierras del Estado de Brasil. Entre ida y vuelta, la documentación muestra la concesión de derechos que otros beneficiarios no tenían. Un ejemplo fue la concesión del derecho a elegir y nombrar un ombudsman para la capitanía de Pernambuco en 1611[5], en un momento en que la Corona ya había recuperado esta prerrogativa para sí en el caso de otras capitanías donatarias (Almoêdo, 2001: 91).

En el año 1615, el rey Felipe III eligió y nombró al capitán Mor para Pernambuco, Vasco de Sousa Pacheco[6]. Dado que el donatario ya era mayor de edad en esa época, la cuestión que merece un análisis más profundo es el hecho de que el rey asumiera un derecho que era exclusivo de los donatarios de Pernambuco desde 1534. Duarte de Albuquerque Coelho no estuvo de acuerdo con la decisión del rey, aun así Pacheco asumió la capitanía como capitán en jefe, y más tarde Martim de Sousa Sampaio (1616) asumió el mismo cargo (Dutra, 1973 C: 23-24). Sólo el 7 de agosto de 1627, el rey promulgó una carta autorizando al donatario, Duarte de Albuquerque Coelho a presentar la triple lista para la elección del cargo de capitán-alcalde de Pernambuco[7], presentando la lista en 1629 (Dutra, 1973: 273)

El donatario participó en el Jornada dos Vassalos que rescató a Salvador de los holandeses en 1625 (Schwartz, 1991: 743). Según relatos de la época, fue uno de los responsables del apoyo material a la guerra y ayudó con “un barco y muchos hombres a su costa”[8]. Luego regresó a Lisboa y la capitanía de Pernambuco continuó bajo el mando de su hermano menor, Matias de Albuquerque Coelho (Cunha, 2015: 143), que gobernaba desde al menos 1620. La capitanía también fue gobernada por capitanes tenientes locos entre 1603 y 1631 (Costa, 1896).

Cuando era gobernador de Pernambuco, Duarte de Albuquerque Coelho se enfrentó a una acusación de colaboración de malversación del palo brasil extraído en la capitanía, según se reveló en una sindicatura realizada por el juez Sebastião de Carvalho. Ante esto, el donatario se vio obligado a probar la donación original de la vintena del palo brasil realizada por la corona años antes[9].

Todavía en el gobierno de su capitanía, el donatario elevó a la categoría de aldea la villa de Sirinhaém en 1626 y, en 1636, las aldeas de Porto Calvo con el título de Bom Sucesso, y las de Laguna do Sul y Rio de São Francisco. El primero con el título de Vila de Madalena, y el segundo con el mismo título que tenía como asentamiento, otorgando a estas villas el término y la jurisdicción competente, según sus privilegios como donatario. Fue durante el largo gobierno de Duarte de Albuquerque Coelho (1603-1658) cuando los holandeses invadieron la capitanía de Pernambuco en 1630, y el donatario prácticamente perdió su autoridad, ya que los holandeses sólo fueron expulsados en 1654. A pesar de su largo período como donatario, Albuquerque Coelho no estuvo presente en Pernambuco hasta 1631. 

Para mantener la guerra, el donatario gastó una gran suma, no sólo de su fortuna privada, sino también de la de su suegro, el Conde de Basto, D. Diogo de Castro, y el apoyo de un séquito de 200 hombres. A partir de octubre de 1636, Duarte de Albuquerque Coelho suministró toda la infantería a su cargo. Acompañó todo el movimiento bélico de 1631 a 1635. El 21 de septiembre de 1631, el donatario llegó en la misma flota que el conde de Bagnuolo, mientras que una parte de la flota comandada por António de Oquendo se dirigió a Bahía, la nave donde el donatario y el conde estaban atracados en Barra Grande trayendo soldados, municiones, granjas y piezas de artillería (Oliveira, 2016: 81).

 Cuando la posesión de la capitanía de Pernambuco ya no estaba garantizada, el donatario se trasladó a la región de Alagoas y luego a Madrid.  En 1644, Duarte de Albuquerque Coelho publicó sus “Memórias Diárias de la Guerra do Brasil”. La obra es prácticamente el resultado del trabajo del donatario como cronista de guerra con relatos diarios de los principales acontecimientos entre 1631 y 1638. Es una obra monumental de más de 500 páginas, está escrita en español y fue dedicada al rey Felipe IV. 

Evidentemente, el objetivo del donatario era informar al rey sobre sus esfuerzos en la defensa de la capitanía como súbdito leal y construir una memoria sobre aquellos años de guerra. Sin embargo, el autor se enfrentó a una fuerte resistencia a la publicación de sus memorias, que, a pesar de estar listas en 1644, no se publicaron hasta 1654. Uno de los hechos que marcaron la difusión negativa sobre las memorias fue la distribución en Madrid de un panfleto anónimo titulado “Razones que no se debe imprimir la historia que trata de las guerras de Pernambuco compuesta por Duarte de Albuquerque en su nombre, o ajeno por los inconvenientes que rezultan de esto contra el servicio de Su Magestade de que se haze mención en compendio em este papel, mientras no se ofrezca otro más dilatado.” (Vieira, 2020: 212).

El donatario tuvo sus finanzas afectadas debido a la pérdida de Pernambuco a manos de los holandeses, dejando de recibir los ingresos de la capitanía (Costa, 1896: 22). El hecho de residir permanentemente en Madrid, y las alianzas con la alta aristocracia del reino a través del matrimonio, permitieron a Duarte de Albuquerque Coelho alegar sus derechos como donatario desde una posición diferenciada (Mello, 2001: 48). En el año 1640, fue nombrado con los títulos nobiliarios de Marqués de Basto, sucediendo a su difunto suegro; y 1º Conde de Pernambuco, ambos títulos concedidos por el rey Felipe IV (Oliveira, 2016: 82). Duarte de Albuquerque Coelho fue también ministro del Consejo de Portugal entre 1641 y 1644 (Luxán Meléndez, 1987: 85).

Tras la aclamación del duque de Braganza como rey, Duarte de Albuquerque Coelho permaneció en la corte castellana y tal postura tuvo consecuencias para el donatario (Almoêdo, 2001: 217). D. João IV en su carta de 4 de diciembre de 1654 a Francisco Barreto, gobernador de la Corona en Pernambuco, privó al donatario de cualquier poder sobre la capitanía de Pernambuco bajo la acusación, entre otras, de no haber cumplido con su obligación de defender su capitanía en la guerra contra los holandeses[10].

Antes de partir a Brasil en 1631 para defender su capitanía, Duarte de Albuquerque Coelho dejó un testamento preparado en Lisboa. En el año 1655, modificó el testamento y en la versión final registrada en Madrid[11] declaró como única heredera a su hija, doña María Margarida de Castro e Albuquerque, en vista de que sus otras hijas estaban encerradas en un convento. Además, pide que se dé el debido crédito a sus “Memorias diárias de la guerra de Brasil“, después de vivir diez años buscando la autorización real para publicar su libro (Vieira, 2020: 212-222). Duarte de Albuquerque Coelho murió en Madrid el 24 de septiembre de 1658.

[1]  ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Privilégios, Livro 2, fol. 13, 6 de fevereiro de 1602.

[2] ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Filipe II, Doações, Livro 10, fl. 196v., 9 de outubro de 1602.

[3]  ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Doações, Livro 15, fols. 22v.27v, 2 de julho de 1603.

[4] Vega, Lope de. Segunda parte de las comedias de Lope de Vega Carpio, Lisboa, Pedro Crasbeeck, 1612. Disponible en: http://www.memoriademadrid.es/buscador.php?accion=VerFicha&id=52521&num_id=81&num_total=240

[5]  ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Livro 29, fl. 48, 26 de novembro de 1611.

[6] ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo. Chancelaria de Filipe II, Doações, Livro 34, fl. 54v.19 de janeiro de 1615.

[7] ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo Chancelaria de Felipe III, Doações, Livro. 22. fols. 20v., 7 de agosto de 1627.

[8] ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe III, Livro 16, fl. 228v.-229, 20 de julho de 1627; BDH, Biblioteca Digital Hispánica, Relácion de la vitoria que alcanzaron las armas catolicas en la Baîa de Todos Santos, contra olandeses, que fueron a sitiar aquella plaça, en 14 de iunio de 1638. Siendo gobernador del Estado del Brasil Pedro de Silva.

[9] AHU, Arquivo Histórico Ultramarino, Capítulo de Carta Régia. Madrid, 6 de março de 1619.

[10]  AHU, Arquivo Histórico Ultramarino, Carta de D. João IV ao Governador de Pernambuco Francisco Barreto, de 04 de dezembro de 1654.

[11] AHPM, Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, Tomo 7847, Testamento Cerrado de D. Duarte de Albuquerque Coelho, Marquês de Basto. 


FUENTES

 

AHP, Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, Legajo Tomo 7847, fls. 591, 11 de febrero de 1655

AHU, Arquivo Histórico Ultramarino, Carta de D. João IV ao Governador de Pernambuco Francisco Barreto, de 04 de dezembro de 1654. _Doc.

AHU, Arquivo Histórico Ultramarino, Capitulo de Carta Régia. Madri, 6 de março de 1619.

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de D. Filipe II, Doações, L. 10, fl. 196v., 9 de outubro de 1602. 

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Privilégios, Libro 2, fol. 13, 6 de fevereiro de 1602. 

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Doações, Libro 15, fols. 22v.27v, 2 de julho de 1603

 ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe II, Livro 29, fl. 48, 26 de novembro de 1611.

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe III, Livro 16, fl. 228v.-229, 20 de julho de 1627.

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo, Chancelaria de Felipe III, Doações, Libro. 22. fols. 20v., 7 de agosto de 1627.

ANTT, Arquivo Nacional da Torre do Tombo. Chancelaria de D. Filipe II, Doações, Livro 34, fl. 54v.19 de janeiro de 1615.

Albuquerque Coelho, D. Memorias diarias de la guerra de Brasil. Madrid: Diego Diaz de la Carrera, 1654.

BDH, Biblioteca Digital Hispánica, Relácion de la vitoria que alcanzaron las armas catolicas en la Baîa de Todos Santos, contra olandeses, que fueron a sitiar aquella plaça, en 14 de iunio de 1638. Siendo gobernador del Estado del Brasil Pedro de Silva.

 

BIBLIOGRAFIA

Almoêdo, V. M. A. (2001). Palavra de rei: autonomia e subordinação da capitania hereditária de Pernambuco. (Tese de doutorado), Universidade de Pernambuco, Recife.

Cunha, M. S. da (2015). Los Albuquerque Coelho, siglos XVI-XVII. Prácticas sociales y retórica nobiliária.  Muto, Giovanni y Terrasa Lozano, Antonio (eds.), Estrategias culturales y circulación de la nueva nobleza en Europa (1570- 1707). Madrid: Doce Calles, pp. 129-152.

Costa, F. A. P. da. (1896). Donatários de Pernambuco e Governadores e seus loco-tenentes, en Revista do Instituto Arqueológico e Geográfico Pernambucano. n. 48, Recife, 3-28.

Dutra, F. (1973 A).  Notas sobre a Vida e Morte de Jorge de Albuquerque Coelho e a Tutela de seus filhos. Separata da Stvdia –Centro de Estudos Históricos Ultramarinos, 37, 261-286.

Dutra, F. (1973 B). Matias de Albuquerque and the Defense of Northeastern Brazil, 1620-1626. Separata da Stvdia – Revista Semestral. Centro de Estudos Históricos Ultramarinos, 36, 117-166.

Dutra, F. (1973 C). Centralization vs. Donatarial Privilege: Pernambuco, 1602-1630. En Alden, D. (orgs.) Colonial Roots of Modern Brazil. Berkeley; Los Angeles; London: University of California Press, 23-24.

Luxán Meléndez, S. (1987). La pervivencia del Consejo de Portugal durante la Restauración: 1640-1668. Norba, Revista de Historia, 8-9, 61-86.

Mello Neto, E. C. de (2007). Olinda Restaurada: guerra e açúcar no Nordeste, 1630-1654. São Paulo: Ed. 34.

Mello, J. A. G. de (1984). A Relação das Praças Fortes do Brasil (1609) de Diogo Campos Moreno. Revista do Instituto Arqueológico, Histórico e Geográfico Pernambucano, LVII, 177-246.

Oliveira, L. V. (2016). Guerras luso-holandesas na Capitania da Paraíba (1631-1634): um estudo documental e historiográfico. (Dissertação de Mestrado). Universidade Federal da Paraíba, João Pessoa.

Quirós Rosado, R. . (2020). De reyes providenciales, fidalgos y falsarios. Pelayo de Asturias y las construcciones portuguesas sobre la Restauración de España durante el reinado de Felipe IV. Hispania80(266), 689–720.

Salvador, V. do (Frei) (1918). História do Brasil. São Paulo; Rio de Janeiro: Weiszflog Irmãos.

Schwartz, S. B. (1991). The Voyage of the Vassals: Royal Power, Noble Obligations, and Merchant Capital before the Portuguese Restoration of Independence, 1624-1640. American Historical Review, 96, 735-762.

 Vieira, H. C. (2020). Conexões de Pernambucocom a Monarquia Hispânica: entre o Atlântico, os Albuquerque Coelho e os holandeses. Guerra, poder político e trajetórias. De 1580 a 1658. (Tese de Doutorado). Universidade Federal de Pernambuco, Recife. 

 

Elenize Trindade (Universidad de Salamanca)

Sigue leyendo

AnteriorSiguiente